Desliza debajo de la línea para leer en español.

Hello, you might be wondering if this blog is still running around and… the answer is YES. Boy Of Pearls is still here and it will not go away.

Luckily I’ve been well, but after being busy all day because of school finals and because I had the chance to make my cousin’s wedding dress, I disconnected from being “productive” in creative areas. Since the pandemic started it’s been hard for me to tell which day or month im living in, but once the dress was finished and after I failed to make myself a suit for the wedding I fully lost track of time, I’ve been living my life automatically.

It might sound intense but at times it feels like I’ve been surviving only and not living. Of course I’ve been doing things that I’m obligated to do, like school assignments, but I haven’t had the energy to create in any type of medium. I haven’t touched a makeup item, written or illustrated anything in a long time, and I guess it’s because of some type of pandemic burnout.

It’s not like I feel fully hopeless or depressed but more like I’m emotionally drained. Once the year started we have collectively come to the realization that this year might be the same as the last one. Covid-19 isn’t going anywhere anytime soon and everyday it seems more posible that I’ll be graduating college virtually this december and that my last normal college experience might be a really underwhelming day I had before the first lockdown’s began last march.

Of course I know there are people going through more difficult situations and I’m aware that my privilege has allowed me to stay safely at home, but all I’m saying is that it’s curious how this sense of having a very limited routine, where the highlight of my day is sitting in front of a computer to take an online lecture, has made me detached from my creative drive and my creative self. It feels like there’s no point in being creative because my life is now limited to my house and it might continue like this for at least another year. What’s the point of dreaming of party clothes if there aren’t any parties to attend safely? What’s the point of dreaming of making a fashion show if no one can attend it?

I guess this process of living automatically has made me realize how much adaptation we’ll have to make to our life’s and our expectations of it, at least for the next year or so, so we can continue living in a way that’s true to ourselves without being disappointed because things can’t be the same as they used to be. I also have been reminded that inspiration is everywhere, that I should be taking more advantage of technology and that at the end of the day, everything that I create should be first and foremost for my enjoyment, and that being creative shouldn’t feel like an obligation, it’s ok to take a break from time to time.

There’s no magic answer, the only way to stop feeling like you’re living your life in an automatic mode is by pushing yourself forward. Find the drive to create and live your life beyond your obligations so you can once again find happiness in the ordinary. I personally would like to feel at the end of the year that 2021 wasn’t a waste of time and the only person that can do that for me is myself.

Have you ever been living your life automatically?

Love, -BOP


Hola, tal vez te estés preguntado si este blog todavía está funcionando y… la respuesta es SÍ. Boy Of Pearls todavía está aquí y no desaparecerá.

Por suerte he estado bien, pero después de estar ocupado todo el día gracias a los trabajos finales de la escuela y porque tuve la oportunidad de hacer el vestido de novia de mi prima, me desconecté de ser “productivo” en las áreas creativas de mi vida. Desde que comenzó la pandemia, me ha resultado difícil saber en qué mes o día vivo, pero una vez que terminé el vestido e intenté hacerme un traje para la boda, el cuál quedó mal hecho, perdí por completo la noción del tiempo, he estado viviendo mi vida automáticamente.

Puede sonar intenso, pero siento como que he estado sobreviviendo y no viviendo. Por supuesto, he estado haciendo aquellas cosas que estoy obligado a hacer, como trabajos y tareas escolares, pero no he tenido la energía para crear en ninguno de sus medios. No he tocado un artículo de maquillaje, escrito o ilustrado nada en mucho tiempo, y supongo que se debe a algún tipo de agotamiento gracias a la pandemia.

No es como que me sienta completamente desesperanzado o deprimido, sino que me siento como si estuviera emocionalmente agotado. Una vez que comenzó el año, nos hemos dado cuenta colectivamente de que este año podría ser igual al anterior. El covid-19 no se irá a ninguna parte pronto y todos los días, parece más probable que me voy a graduar de la universidad virtualmente este diciembre, y que mi última experiencia universitaria normal va a ser un día realmente común y nada emocionante que tuve antes de que comenzara la primer cuarentena en marzo pasado.

Por supuesto que sé que hay personas que atraviesan situaciones más difíciles y soy consciente de que mi privilegio me ha permitido quedarme a salvo en casa, pero a lo que me refiero es que es curioso cómo esta sensación de tener una rutina muy limitada, en la que lo más destacado de mi día es sentarme frente a una computadora para tomar una clase en línea, me ha separado de mi impulso creativo y de la parte creativa en mí. A veces se siente cómo que no tiene sentido ser creativo ahora porque mi vida se limita por el momento a mi casa y podría continuar así durante al menos otro año. ¿Qué sentido tiene soñar con ropa de fiesta si no hay fiestas a las que asistir de forma segura? ¿Qué sentido tiene soñar con hacer un desfile de moda si nadie puede asistir a él?

Supongo que este proceso de vivir automáticamente me ha hecho darme cuenta de cuánta adaptación tenemos que hacer a nuestra vida y a nuestras expectativas de ella, al menos durante el próximo año, para que podamos seguir viviendo de una manera que sea fiel a nosotros mismos, sin desilusionarnos porque las cosas no pueden ser como antes. También me ha recordado que la inspiración está en todas partes, que debería aprovechar más la tecnología y que, al final del día, todo lo que creo debe ser, ante todo, algo para mi disfrute, y que ser creativo no debe sentirse como una obligación. Está bien tomarse un descanso de vez en cuando.

No hay una respuesta mágica, la única forma de dejar de sentir que estás viviendo tu vida en modo automático es empujándote hacia adelante. Encuentra el impulso para crear y vivir tu vida más allá de tus obligaciones para que puedas volver a encontrar la felicidad en lo ordinario. Personalmente, me gustaría sentir al final del año que 2021 no fue una pérdida de tiempo y sé que la única persona que puede hacer eso por mí soy yo.

¿Alguna vez has estado viviendo tu vida automáticamente?

Love, -BOP

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: